Feng Shui

El feng shui del entorno exterior

El denominado como Feng Shui de la calle es el que se hace en un entorno exterior de una casa o un edificio de oficinas. Se toman en consideración aspectos propios del exterior.

En un anterior artículo titulado Feng Shui y su visión del espacio vital, pudimos conocer que el feng shui en sí viene a significar “viento y agua”, y que, entre otros aspectos, este antiguo –y conocido- arte oriental promete un modo de disponer nuestro espacio que signifique y ayude en la buena fortuna, en especial en aquellos hogares donde es practicada.

feng shui exterior

Uno de los primeros aspectos a tener en cuenta dentro de la propia práctica del feng shui es el espacio exterior, que en este caso recibe el nombre de feng shui exterior.

Supone la estimación de un paise con el objetivo expreso de estudiar los efectos de los caminos, montañas, colinas, configuraciones y formas de los contornos.

Aunque se debe tener en cuenta que, en estos momentos actuales en los que nos encontramos, el feng shui exterior es muy difícil de llevarse a cabo, sobretodo en lugares urbanizados o en las propias ciudades en sí.

La visión externa nos proporciona una imagen algo mayor del feng shui, aunque no se nos escapa que el entorno, en la mayoría de las ocasiones, suele estar fuera del control de las personas, por lo que, a pesar de que sepamos detectar si el propio feng shui de un lgar es bueno o malo, casi nunca tendremos a nuestra disposición modificar grandes cosas.

Precisamente por lo comentado, en la vida moderna, el feng shui externo (o del paisaje) se presenta a menudo difícil, por las evidentes limitaciones físicas y, sobretodo, presupuestarias.

El feng shui exterior en las antiguas tradiciones

En lo que se refiere a las antiguas tradiciones, los chinos creen que cada lugar, cada emplazamiento, cada entorno, se halla rodeado por cuatro espíritus animales protectores, que son el tigre blanco, el dragón verde, la tortuga negra y el fénix.

Según indica la tradición, a la hora de disponer un sitio y de apreciarlo, se deben aplicar los cuatro nombres de animales a los cuatro puntos de la brújula, de tal forma que: el Norte es la tortuga negra, el Sur es el fénix, el Este es el dragón verde y finalmente el Oeste el tigre blanco.

Previous ArticleNext Article