Fitoterapia, Nutrición, Salud, Varios

Remedios caseros para los excesos de Navidad

La Navidad es una época de emoción, de paz, de alegría, de compras, y especialmente se caracteriza porque, durante las fiestas, disfrutamos de deliciosas recetas de Navidad que nos ayudan a vivir una Navidad feliz.

tur

Pero cuando comemos mucho, se producen una serie de excesos en Navidad que, en cierto sentido, puede llegar a repercutirnos en nuestra propia salud, dado que sobrecargamos nuestro sistema digestivo.

Si por ejemplo no deseas seguir alguna que otra dieta sana para la Navidad, e incluso prefieres realizar la dieta depurativa de Navidad que nuestros compañeros de Natursan han publicado durante el día de hoy para los días 25 de diciembre y 1 de enero, a continuación nos vamos a hacer eco de dos alimentos que nos ayudarán a recuperarnos después de los excesos de la Navidad.

Y, especialmente, nos ayudarán también contra las digestiones pesadas, para seguir manteniendo, igualmente, un sistema digestivo sano.

Diente de león, el depurativo ideal

El diente de león estimula la secreción de los órganos de la digestión, por lo que se puede utilizar en caso tanto de trastorno digestivo en general como de hipoacidez gástrica.

diente-de-leon

No en vano, científicamente se ha demostrado que el diente de león es capaz de aumentar de 2 a 4 veces la secreción de la bilis, por lo que es ideal en casos, a su vez, de hígados perezosos.

Es ideal también contra los excesos de la Navidad, especialmente por sus beneficios y sus propiedades diuréticas y laxantes, que ayudan a limpiar y eliminar las distintas toxinas acumuladas en nuestro organismo.

Consejos para usar diente de león: Ideal en infusiones, después de las comidas.

Alcachofa, ideal contra las digestiones pesadas

Al igual que el diente de león (y como ya hemos visto en la nota en que nos hacíamos eco de los beneficios de la alcachofa), la alcachofa en sí –si se me permite la redundancia- es también ideal contra los excesos de Navidad y las digestiones pesadas.

alcachofa

Es una planta protectora del hígado, porque además de aumentar la secreción biliar, es buena en casos de mala digestión de las grasas, y actúa a su vez en casos de hígado perezoso o descongestión.

Consejos para usar la alcachofa: Podemos optar por platos de alcachofa o bien comprimidos de herbolario.

Más información | Natursan / Viviendo Sanos

Previous ArticleNext Article