Curas con plantas y hierbas, Plantas medicinales

Cura del diente de león

La cura del diente de león aporta beneficios interesantes para depurar el organismo. Descubre cómo seguirla, durante cuánto tiempo y qué personas no deben hacerla.

El diente de león es una planta conocida científicamente con el nombre de Taraxacum officinale, aunque es conocida también con otros nombres, como por ejemplo el de achicoria amarga o meacamas. Consiste en una especie de planta con flor, perteneciente a la familia Compositae, cuya recolección se realiza sobretodo durante los meses de verano, cuando su contenido en principios amargos es mayor.

Respecto a los usos del diente de león, y particularmente sobre sus beneficios medicinales más importantes, es cierto que se trata de una planta con reconocidas virtudes tanto diuréticas como depurativas. De hecho, es ideal en el cuidado y depuración natural del hígado, especialmente útil en caso de hígado graso e hígado perezoso. Por otro lado, también es adecuada en caso de hipoacidez gástrica, estreñimiento, aliviando las digestiones pesadas gracias a que estimula la secreción de los órganos de digestión.

La cura del diente de león

Además de las curas de frutas, con las plantas y hierbas también es posible llevar a cabo diferentes curas para depurar el organismo, varias  veces al año.

¿Cómo hacer la cura del diente de león?

En realidad es muy sencillo, ya que consiste en tomar 3 tazas de la infusión de diente de león cada día, repartidas en el desayuno (preferiblemente en ayunas), por la tarde con la merienda y por la noche (después de la cena), y mantener esta cura durante al menos 1 mes, hasta un máximo de 2.

Si deseas maximizar los beneficios depurativos de esta bebida natural, es aconsejable complementar la infusión de diente de león con el seguimiento de una dieta depurativa (también puede ser una dieta desintoxicante).

Beneficios de la cura del diente de león

  • Depurativa y desintoxicante: gracias a las cualidades diuréticas del diente de león, ayudando a la eliminación de las toxinas acumuladas en nuestro organismo a lo largo del tiempo.
  • Diurética, útil contra la retención de líquidos: ayuda a regular la diuresis, evitando o previniendo la retención de líquidos.
  • Beneficiosa para el hígado: útil en caso de inflamación tanto del hígado como de la vesícula biliar. Por ello se recomienda en caso de hígado graso (acumulación de grasa en este órgano) y hígado perezoso.

Contraindicaciones de la cura del diente de león

No se aconseja en absoluto el seguimiento de esta cura de diente de león en caso de tener piedras en el riñón y/o en la vesícula biliar, úlcera de estómago, acidez estomacal y ante el consumo de determinados medicamentos (sobretodo medicamentos de potasio y litio).

No se recomienda su seguimiento por parte de embarazas.

Imagen | brambleroots

     

Previous ArticleNext Article