Contraindicaciones y efectos secundarios

Cuándo no es recomendable tomar infusión de manzanilla

Aunque la infusion de manzanilla tiene muchos beneficios también presenta algunas contraindicaciones. Descubre cuándo no es aconsejable su consumo.

No hay duda: la manzanilla es una de las plantas medicinales más conocidas y populares, principalmente por ser uno de los remedios más utilizados tradicionalmente como digestivo, siendo –por tanto- una de las hierbas más usadas a la hora de aliviar las digestiones pesadas, los gases y las flatulencias. Mientras que su nombre científico es Matricaria chamomilla L., es popularmente conocida con los nombres de manzanilla común o manzanilla alemana, mientras que tradicionalmente es conocida a su vez con el nombre de chamomile.

En realidad son muchos los beneficios de la manzanilla, lo que la convierten como indicábamos anteriormente en una de las plantas más conocidas. Por ejemplo, se trata de una planta con reconocida acción digestiva, siendo sumamente útil en caso de indigestión, digestiones pesadas, dispepsias y gases. También es una opción natural muy recomendada en caso de dolor de cabeza, por su acción tanto analgésica como antiinflamatoria. Además, los vahos de manzanilla son muy útiles para calmar el dolor de garganta, de manera completamente natural.

Contraindicaciones infusion de manzanilla

A la hora de disfrutar de las diferentes y distintas cualidades de la manzanilla la más habitual es elaborar la infusión de manzanilla, cuya preparación es en realidad muy sencilla: poner al fuego el equivalente a una taza de agua y llevar a ebullición. Justo antes de que el agua comience a hervir añadir una cucharadita de manzanilla, y dejar hirviendo durante 3 minutos. Luego, apagar el fuego y dejar en reposo 5 minutos más. Finalmente colar, endulzar al gusto y beber.

No obstante, a pesar de sus cualidades y beneficios curativos y medicinales, debemos prestar atención a cuándo no es aconsejable la manzanilla, sobre todo cuándo no es recomendable tomar su infusión. Debemos prestar atención a sus contraindicaciones:

  • Personas alérgicas a la manzanilla: no se aconseja el consumo de la infusión de manzanilla en personas alérgicas a la manzanilla. Por tanto, en este caso no es recomendable no solo tomar la infusión de manzanilla, sino utilizar su aceite esencial incluso aunque sea de forma externa.
  • Durante el embarazo: aunque la infusión de manzanilla puede ser un excelente digestivo durante el embarazo, existen dudas acerca de su poca toxicidad, sobre todo ante cantidades elevadas. Sí se debe eliminar por completo el aceite esencial de manzanilla, por su acción para estimular el útero.
  • Bebés lactantes y lactancia materna: mientras que el aceite esencial de manzanilla no se recomienda en niños menores de 5 años, en bebés lactantes no se aconseja el consumo de infusión de manzanilla ni otros preparados elaborados a base de manzanilla.
  • Personas alérgicas al polen: no se recomienda el consumo de la infusión de manzanilla en caso de alergia al polen, al crisantemo o a la ambrosía. Tampoco en caso de rinitis alérgica.

Descubre cuáles son las contraindicaciones del té de manzanilla

Imágenes | g,young shin / Maria Keays

Previous ArticleNext Article