Plantas medicinales

Lavanda: contraindicaciones y efectos secundarios

Información sobre las contraindicaciones de lavanda. ¿Conoces también sus efectos secundarios? Descubre en qué momentos no es recomendable su consumo.

Probablemente la lavanda sea una de esas plantas populares ciertamente conocida por una gran cantidad de personas, gracias sobretodo a su apariencia bella y hermosa, de un llamativo color violeta que en absoluto podría dejar indiferente.

contraindicaciones lavanda

Es una planta que científicamente recibe el nombre de Lavandula angustifolia, la cual pertenece a la familia Labiatae. Si cuentas con algunas lavandas plantadas en tu casa, debes saber que su recolección puedes realizarla sobretodo durante los meses de verano y otoño.

Una opción habitual a la hora de disfrutar de los diferentes beneficios que aporta es a partir de la elaboración de una maravillosa tisana de lavanda, pero como ocurre con cualquier planta con beneficios medicinales, posee determinadas contraindicaciones y también una serie de efectos secundarios.

¿Cuáles son las contraindicaciones de la lavanda?

No se aconseja el consumo de lavanda ante las siguientes patologías o enfermedades:

  • Epilepsia.
  • Gastritis.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Síndrome del intestino irritable (también conocido con el nombre de colon irritable).
  • Enfermedades del hígado.
  • Enfermedades neurológicas.
  • Parkinson.
  • Colitis.

Tampoco se aconseja su consumo en las siguientes condiciones:

  • Embarazo: contiene componentes tóxicos cuya presencia no la convierten en una planta adecuada para ser usada durante la gestación. Su aceite esencial puede producir abortos.
  • Lactancia: no se aconseja su consumo en madres lactantes.
  • Bebés y niños: no se debe administrar a bebés ni niños menores de 6 años.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la lavanda?

Su aceite esencial puede empeorar los síntomas de las enfermedades indicadas en las líneas anteriores: síndrome del intestino irritable, colitis, enfermedad de Crohn; además de en caso de diarreas, hinchazón abdominal y sangre en las heces.

Asimismo, el consumo de aceite esencial de lavanda puede causar:

  • Reacciones y molestias en el aparato digestivo.
  • Molestias y dolores en el cuerpo, como por ejemplo dolor de cabeza, de espalda o molestias musculares.
  • Problemas en la piel: picor o dermatitis.

Imagen | audreyjm529

Previous ArticleNext Article