Contraindicaciones y efectos secundarios

Contraindicaciones del cardo mariano

¿Quiénes no pueden consumir cardo mariano? Descubre las contraindicaciones más importantes del cardo mariano o Silybum marianum, y cuándo no está recomendado su uso.

Si existe una planta medicinal adecuada y muy beneficiosa por sus diferentes cualidades en el cuidado natural del hígado, ese es el cardo mariano. Se trata de una planta conocida científicamente con el nombre Silybum marianum, la cual pertenece a la familia Compositae (Asteraceae). Consiste en una planta herbácea con flores agrupadas en capítulos, y unas hojas que en ocasiones pueden presentar espinas.

El principal beneficio de esta planta medicinal la encontramos en su contenido en silimarina, un componente presente en el cado mariano que actúa de forma muy positiva como antioxidante en las células hepáticas, siendo un excelente protector del hígado.

Contraindicaciones del cardo mariano

Entre sus beneficios y propiedades medicinales más importantes podemos mencionar las siguientes cualidades curativas:

  • Protector y regenerador hepático: actúa de forma muy positiva a la hora de proteger el hígado y regenerar naturalmente las distintas células hepáticas.
  • Buen depurador del hígado: es útil a la hora de depurar el hígado de forma natural, eliminar la grasa acumulada en este órgano y mejorar sus funciones naturalmente.
  • Buena para la vesícula biliar: además de ser beneficiosa para el hígado, también es útil a la hora de estimular la secreción y el flujo de la bilis, actuando como protector de la vesícula biliar.

No obstante, como cualquier planta con acción medicinal y terapéutica tiene determinadas contraindicaciones a las que hay que prestar atención, especialmente cuando vas a seguir un tratamiento médico a base de cardo mariano.

¿Quiénes no pueden consumir cardo mariano? Sus contraindicaciones más importantes

No se recomienda ni aconseja el consumo de cardo mariano en las siguientes condiciones:

  • Hipertensión arterial: no se aconseja el consumo de extracto de cardo mariano en personas con presión arterial alta.
  • Embarazo y lactancia materna: aunque tradicionalmente el cardo mariano ha sido utilizado para aumentar la leche materna en mujeres lactantes, distintos estudios no han podido confirmar que no esté exento de riesgos. Por tanto, no se recomienda su consumo ni durante el embarazo ni durante la lactancia.
  • Enfermedades del hígado graves: aunque el cardo mariano es beneficiosa para determinadas enfermedades hepáticas (como es el caso, por ejemplo, del hígado graso), no se recomienda su consumo en caso de cirrosis o hepatitis.
  • Alergias: en personas alérgicas o muy sensibles a plantas de la familia de las compuestas.

Imagen | Eran Finkle

Previous ArticleNext Article