Plantas medicinales

Contraindicaciones de la alcachofa

¿Cuáles son las contraindicaciones de la alcachofa y en qué momentos o circunstancias no es recomendable su consumo?

La alcachofa se convierte en uno de los mejores alimentos que existen a la hora de depurar y cuidar el hígado, siendo útil sobretodo en el tratamiento natural de una gran diversidad de trastornos o enfermedades que afectan a este órgano (destacando sobretodo hígado graso, intoxicación hepática, cirrosis o hepatitis).

contraindicaciones alcachofa

Favorece la correcta función biliar, ayudando asimismo a la eliminación de las grasas que se acumulan en el hígado, siendo útil en caso de esteatosis hepática, un trastorno a día de hoy bastante común que aparece como consecuencia del consumo habitual de alcohol, o bien por sobrepeso y obesidad. Precisamente para personas con exceso de peso, es un remedio tradicional útil a la hora de eliminar líquidos acumulados en el organismo.

También es un alimento recomendable para diabéticos al disminuir los niveles de azúcar en sangre, a la par que es capaz de reducir los niveles de presión arterial, colesterol y triglicéridos.

Su consumo habitual es en forma de infusión de alcachofa, aunque también podemos encontrarla en el mercado en forma de cápsulas. No obstante, como cualquier alimento planta con beneficios medicinales, debemos tener presente sus contraindicaciones antes de consumirla por periodos largos de tiempo.

¿Cuáles son las contraindicaciones de la alcachofa?

No se aconseja su consumo en caso de:

  • Piedras en la vesícula (cálculos en la vesícula biliar).
  • Piedras en los riñones (cálculos renales).
  • Embarazo: no se ha demostrado que los preparados medicinales de alcachofa sean inocuos para el feto.
  • Lactancia materna: disminuye la producción de leche.

Imagen | swanksalot

Previous ArticleNext Article