conservacion-secado-plantas-medicinales En un anterior artículo te exponíamos algunos trucos y consejos que te permitían realizar una correcta recolección de plantas medicinales, para que, si así lo deseabas (y podías), recolectaras por ti mismo/a un buen número de plantas medicinales para su uso medicinal posterior.

En este punto, es sumamente importante tanto el secado como el posterior almacenamiento y conservación de las plantas medicinales, ya que sin ellas la recolección en sí de la planta no tendría mucho sentido.

Por todo ello, debe conocerse que tanto el secado como el almacenamiento requiere de una serie de técnicas que persiguen un objetivo básico: la conservación del mayor número de propiedades posible de la planta en sí.

Secado y conservación de las plantas medicinales

El secado de una planta viene a ser el proceso mediante el cual se extrae la humedad que ésta contiene, para evitar así que se pudra, pierda sus sustancias activas o se enferme.

Esta técnica es sumamente interesante e indicada, ya que brinda la posibilidad de que pueda ser almacenada por un tiempo determinado antes de su posterior uso.

Para su secado se deben lavar para limpiarlas de polvo o tierra, y prepararlas separándolas o troceándolas, para proceder al secado en si mismo.

No deben ser secadas directamente con la luz del Sol, dado que las partes a secar deben ser colocadas en capas finas, cajas de madera o banderas en las que el aire pueda circular correctamente.

Tampoco es recomendable depositar los productos de manera directa sobre el suelo, ni tampoco sobre hojas de papel de revistas o periódicos. Lo mejor es optar siempre por papel blanco, que esté seco y limpio.

Una vez estén secas, se deberá proceder por la conservación de las plantas, para lo cual se utilizarán cajas forradas de papel tratado, sacos de tela o de papel, debiendo evitarse cajas o bolsas de plástico.

Las plantas conservadas deben ser revisadas de manera periódica, para comprobar cualquier alteración que pueda surgir en las mismas (tales como insectos, moho o humedad).

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS:

Hacer un comentario