Usos medicinales

Cómo tomar manzanilla

Formas recomendadas para consumir manzanilla

Descubre algunas opciones útiles a la hora de disfrutar de todas las cualidades de la manzanilla común.

La manzanilla es una de las plantas medicinales más conocidas y populares, principalmente por ser uno de los remedios más utilizados tradicionalmente como digestivo, siendo –por tanto- una de las hierbas más usadas a la hora de aliviar las digestiones pesadas, los gases y las flatulencias.

Mientras que su nombre científico es Matricaria chamomilla L., es popularmente conocida con los nombres de manzanilla común o manzanilla alemana, mientras que tradicionalmente es conocida a su vez con el nombre de chamomile.

Cómo tomar manzanilla

Si echamos un vistazo a cuáles son algunos de los principales beneficios de la manzanilla, en realidad podemos percatarnos de la grandísima cantidad de cualidades medicinales y propiedades terapéuticas que aporta:

  • Digestiva: es interesante en casos de indigestión, así como en caso de dolor producido por dispepsias. A su vez, ayuda a aliviar los gases y las flatulencias y las digestiones pesadas.
  • Antiinflamatoria y analgésica: aunque sus beneficios más conocidos son sus cualidades como planta digestiva, también es interesante para aliviar los dolores de cabeza, al ser un excelente analgésico.
  • Alivia los dolores de garganta: sobre todo si preparas los vahos de manzanilla, ayuda de forma muy positiva a la hora de calmar los dolores de garganta.

Una de las formas más comunes y habituales a la hora de tomar manzanilla es en forma de infusión (puedes leer más sobre la infusión de manzanilla). Para elaborarla es tan sencillo como poner al fuego el equivalente a una taza de agua y llevar a ebullición. Justo antes de que el agua comience a hervir añadir una cucharadita de manzanilla, y dejar hirviendo durante 3 minutos. Luego, apagar el fuego y dejar en reposo 5 minutos más. Finalmente colar, endulzar al gusto y beber. Si lo deseas puedes tomar hasta tres tazas al día como máximo, preferiblemente media hora antes de cada comida.

Infusion de manzanilla

Otra opción igualmente útil a la hora de disfrutar de todos los beneficios que te aporta la manzanilla es en forma de cápsulas. En este caso es más recomendable seguir la posología indicada en el prospecto que encontrarás en el envase. Por lo general tienden a ser entre una a dos cápsulas con cada comida.

También puedes encontrar en herbolarios el aceite esencial de manzanilla, caracterizándose así mismo como otra de las opciones más habituales de presentación de esta hierba medicinal. Este aceite esencial puede ser ingerido en forma de pequeñas gotitas añadidas a un gran vaso de agua, o bien puede servir incluso como masaje relajante.

Algunas contraindicaciones de la manzanilla a tener en cuenta

Antes de tomar manzanilla es importantísimo conocer cuándo el consumo de esta planta medicinal está contraindicado:

  • Si estás tomando medicamentos anticoagulantes cumarínicos, sedantes (como ansiolíticos o benzodiacepinas).
  • Personas con alergia al polen o a la planta.
  • Niños menores de 5 años de edad.
  • Mujeres embarazadas.

Imágenes | Filip Goč / Nicola Sapiens De Mitri

Previous ArticleNext Article