Usos medicinales

Cómo tomar boldo

Formas recomendadas para consumir boldo

Descubre algunas opciones útiles a la hora de disfrutar de todas las cualidades del limoncillo, boldea o cimarrón.

El boldo es un árbol conocido científicamente con el nombre de Peumus boldus. Así mismo, tiende a ser popularmente conocido con los nombres de boldea, limoncillo, limón romadizo y cimarrón. Es originario de Sudamérica (es habitual encontrarlo en Argentina, Chile y Perú), donde es común su uso como remedio medicinal a la hora de aliviar las molestias del sistema digestivo, así como depurador del hígado.

Sus hojas, que son las que principalmente se utilizan en fitoterapia por sus beneficios y propiedades medicinales, desprenden un fuerte y característico aroma.

boldo

En relación a sus usos medicinales, el boldo destaca desde un punto de vista tanto terapéutico como medicinal por los siguientes beneficios y cualidades:

  • Depurador del hígado: el boldo es una planta medicinal con interesantes propiedades para el cuidado natural del hígado, al actuar como protector hepático. Por ello es muy usado para el tratamiento de distintas afecciones del hígado.
  • Bueno para la vesícula biliar: al ayudar a eliminar los cálculos biliares, gracias a su acción colerética.
  • Digestiva: por su acción colagoga, también ayuda a mejorar las digestiones pesadas, al estimular la secreción biliar.

Eso sí, para poder disfrutar de todas sus cualidades y propiedades es importantísimo saber cómo tomar boldo de forma adecuada. Más aún si tenemos en cuenta que no es aconsejable tomarla por periodos largos de tiempo, siendo más recomendable incluso consumirla por un máximo de 5 días, para luego descansar durante 2 semanas.

La infusión de boldo es una de las formas de consumo más habituales, ya que permite aprovechar y ‘sacar’ todas y cada una de las principales virtudes que aporta esta interesantísima planta medicinal. Su elaboración es en realidad muy sencilla: sólo necesitas dos cucharaditas de boldo por taza de agua. Pon el equivalente de agua de una taza en un cazo y ponlo a hervir. Cuando empiece a hervir, añade las cucharaditas de boldo y déjalo al fuego durante unos 3 minutos. Una vez pase este tiempo, apaga el fuego y déjalo reposar otros 3 minutos más. Finalmente cuela y bebe al gusto.

Otra opción igualmente útil es a partir de las cápsulas de boldo que podrás encontrar en herbolarios. En este caso es más recomendable seguir la posología indicada en el prospecto que encontrarás en el envase. Por lo general tienden a ser entre una a dos cápsulas con cada comida.

También puedes encontrar boldo en forma de aceite esencial, igualmente en herbolarios y tiendas especializadas. Como ocurre con las cápsulas, se debe seguir la posología indicada –y recomendada- en el envase, no superando nunca las dosis aconsejadas. Este aceite esencial puede ser ingerido en forma de pequeñas gotitas añadidas a un gran vaso de agua.

Algunas contraindicaciones del boldo a tener en cuenta antes de su consumo

No se aconseja el consumo de boldo en las siguientes condiciones:

  • Mujeres embarazadas, al ser una planta con acción abortiva.
  • Niños, independientemente de la edad que tengan.
  • En personas sensibles o alérgicas a la planta o a algún compuesto presente en ella.
  • Personas con enfermedad renal.
  • Personas con obstrucciones de las vías biliares.
  • Ante el consumo de determinados medicamentos: anticoagulantes.

Imagen | scott.zona

Previous ArticleNext Article