Medicina alternativa, Meditación, Relajación, Terapias naturales

Cómo relajar los músculos

Cómo conseguir relajamiento muscular

Para conseguir unos músculos relajados es fundamental saber cómo relajar los músculos. Te proponemos un ejercicio útil para conseguir un buen relajamiento muscular, fácil y rápido.

relajar musculosA lo largo del día podemos pasar por varios momentos de ansiedad, estrés, nerviosismo o frustración que pueden llegar a bloquearnos ya no solo emocionalmente, sino a causarnos cierta tensión física.

Seguramente que en algún momento habrás sentido tensión en el cuello o que precisamente esos nervios se hayan convertido en un dolor de espalda, una lumbalgia o una torticolis.

Aunque siempre la mejor opción es aprender a relajarse, dado que es más recomendable practicar la relajación al menos una vez al día para así conseguir una positiva paz interior y evitar que los nervios o las preocupaciones se hagan dueños de nuestro propio consciente, siempre es posible descubrir un ejercicio de relajación rápida que sea de utilidad para relajarnos rápidamente (sobretodo con la práctica).

Pero para aquellos momentos en que nuestra tensión nerviosa nos genera tensión a nivel físico, lo mejor es saber cómo relajar los músculos.

Cómo relajar los músculos fácilmente

1) Túmbate o bien siéntate en una silla donde te sientas cómodo/a (sobretodo lo mejor es que sea reclinable).

2) Descansa las manos sobre el abdomen.

3) Cierra los ojos.

4) Respira lenta y profundamente, lo más rítmicamente posible. En este sentido, debes tener presente que la inspiración debe ser lo más tranquila y relajada posible.

5) Cuando inspires trata de hacerlo durante al menos 5 o 6 segundos.

6) Desde que completes la inspiración espira lentamente a través de la nariz, contando los mismos segundos al igual que hiciste con la inspiración.

7) Trata de llevar tu atención a los músculos de tu cuerpo, empezando por los pies.

8 ) Intenta que los músculos de esta zona no estén tirantes, para ahora tensarlos encogiendo los dedos de los pies. Mantén esta tensión durante 10 segundos.

9) Encoge los músculos con más fuerza durante otros 10 segundos.

10) Suelta toda la tensión y trata de sentir como tu cuerpo se libera.

11) Continúa con cada músculo de las piernas, prosiguiendo por rodillas, muslos, nalgas, espalda, abdomen, pecho, hombros, brazos, cuello, cabeza y finalmente la cara.

Imagen | bikehikedive (nugun)

Previous ArticleNext Article