Meditación, Naturvida, Relajación, Salud, Terapias naturales

Cómo prepararse para el Año Nuevo

Oficialmente, el nuevo año comienza el 1 de enero, pero a nivel energético, es a partir del solsticio de invierno del 21 de diciembre que las nuevas energías se hacen presentes, cuando los días empiezan a prolongarse y el año da el pistoletazo de salida.

 

Antes de que comience el año oficial, puesto que el natural ya ha comenzado, proponemos que hagamos una reflexión sobre lo que no queremos que sea el 2009. Se trata de establecer las metas y objetivos que queremos alcanzar en los próximos doce meses.

Os invito a que hagáis una lista con las cosas que todavía están pendientes y que debemos dejar liquidadas una vez por todas. Quizás se trate de actividades que llevan en cola de espera demasiado tiempo, o que han tomado un derrotero demasiado complicado que se ha alejado del fin primero.

Por otro lado, podemos escribir las cosas que de las que nos gustaría desprendernos definitivamente; aquellas que ya no tienen razón de ser, aunque en su día sí lo tuvieran. Tendremos que preguntarnos, de manera sistemática, en todos los campos de nuestra vida: en el trabajo, la amistad, el amor, los hijos, la salud… Una vez más, aquí tendremos que ser muy honestos con nosotros mismos y dar cuenta de aquellas que se han convertido en una carga y que no terminamos de realizar.

Si hacemos concienzudamente este trabajo, será algo mucho más eficaz que el establecer buenos propósitos en el aire que luego no llegan a nada. Al escribirlos nos permite tomar distancia y objetivar nuestros anhelos, al tiempo que pone claridad mental sobre aquellas cosas que se han convertido en una carga inconsciente.

Esta pequeña lista nos puede ayudar a tener una visión justa de nuestra vida, para comenzar el nuevo año con un espíritu renovado.

Imagen/Pulguita

Previous ArticleNext Article