Jarabes caseros

Cómo hacer un jarabe de col y miel para respirar mejor

El jarabe de col y miel es muy beneficioso en caso de bronquitis, resfriado y gripe ya que ayuda a respirar mejor. Descubre cómo hacer este jarabe fácilmente en casa.

Cuando nos encontramos en otoño o en invierno tienden a aumentar de forma considerable los casos de resfriados, gripes y bronquitis. En este sentido, estas tres enfermedades tienen algo en común: ya sea por la presencia de mucosidad excesiva (que produce congestión nasal) o por la inflamación de los bronquios (situados entre los pulmones), todas nos impiden respirar convenientemente.

En el caso particular de la bronquitis, se caracteriza por ser una inflamación de las vías aéreas bajas, que ocurre cuando los bronquios se inflaman como consecuencia de una infección o por otros trastornos. Generalmente suele ser aguda, de corta duración, pero también debemos mencionar la bronquitis crónica, la cual es una de las manifestaciones clínicas de la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), aunque también aparece por irritaciones crónicas de sustancias inhaladas o por  infecciones microbianas. Mientras que, en caso de gripes y resfriados, uno de los síntomas más comunes es la molestia congestión nasal, debido a la existencia de mucosidad abundante.

Jarabe de col y miel

Desde un punto de vista tanto medicinal como natural, es posible elaborar en casa un jarabe de col y miel, especialmente útil y recomendado para ayudarnos a respirar mejor. Resulta particularmente interesante en caso de bronquitis, gripe y resfriado.

Para elaborar este jarabe sólo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1/2 l. de jugo de col
  • 1/2 kg. de miel de romero
  • 500 gr. de azúcar moreno (de caña integral)

Pasos para hacer el jarabe de col y miel:

  1. En primer lugar cuece la col en agua, hasta que esté totalmente cocida. Luego ponla en el vaso de la licuadora o batidora, y tritura hasta obtener todo su jugo.
  2. Pon en un cazo el jugo de col y calienta a fuego lento.
  3. Agrega la miel de romero y luego el azúcar moreno de caña integral.
  4. Cuece durante 15 minutos a fuego lento, revolviendo de vez en cuando.
  5. Luego deja enfriar.
  6. Una vez frío, vierte en un tarro de cristal, conservando en la nevera.

Para tomar este jarabe es aconsejable tomar una cucharada sopera antes del desayuno, la comida y la cena. Y luego, antes de acostarte, tomar otra cucharada más, durante al menos un mes.

Imagen | r J E Theriot

Previous ArticleNext Article