Recetas naturales

Cómo hacer un champú con plantas y hierbas medicinales

Descubre cómo hacer en casa un champú casero para limpiar y cuidar el cabello, usando para ello plantas medicinales especialmente aconsejadas.

El cuidado del cabello es fundamental, sobre todo mantener una adecuada y correcta higiene. En este sentido, existen personas que optan por lavarse el cabello todos los días, mientras que hay quienes optan por lavarse el pelo cada dos o tres días. Todo dependerá, en definitiva, de lo “sucio” que se tenga el cabello. Pero a diferencia de lo que erróneamente se piensa, no es malo ni negativo lavarse el pelo todos los días, sobre todo si para su limpieza se utilizan productos naturales elaborados con ingredientes cien por cien naturales.

En el caso del uso del champú, como de buen seguro sabrás, se trata de un producto utilizado en la limpieza del cabello, que es útil para mantener una adecuada higiene porque ayuda a reducir y eliminar el exceso de grasa, así como la suciedad que se haya ido acumulando en el pelo a lo largo del día, o bien desde el último lavado.

Champú de plantas medicinales

Aunque en la actualidad es posible encontrar en el mercado una amplia diversidad de champús para todos los gustos, ¿sabías que también puedes elaborar un maravilloso champú casero fácilmente, y utilizando solo productos e ingredientes naturales? En esta ocasión queremos explicarte cómo elaborar un champú con plantas medicinales, utilizando para ello hierbas y plantas especialmente seleccionadas por sus cualidades para el cabello.

Ingredientes que necesitas

  • 3 cucharadas de flores de manzanilla seca
  • 2 cucharadas de aceite de rosa mosqueta
  • 2 cucharadas de raíz de malvavisco seca
  • 2 vasos de agua

Pasos para hacer un champú con plantas medicinales

En primer lugar pon en un cazo el agua, las flores de manzanilla seca y la raíz de malvavisco, y deja hervir durante 10 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo otros 10 minutos. Luego cuela, e incorpora el aceite de rosa mosqueta.

Finalmente vierte en un recipiente limpio, agítalo bien y después de aplicarte tu champú habitual ponte un poco de este enjuague por todo el cabello. ¡Listo!.

Si lo deseas, puedes reservar el resto en un recipiente en la nevera durante un máximo de una semana.

Imagen | iStock

Previous ArticleNext Article