Relajación

Cómo hacer respiración abdominal

Ejercicio de respiración abdominal sencillo y fácil de hacer en casa, ideal para relajar el abdomen y aliviar las tensiones.

La respiración, sobretodo si es profunda, se convierte en una de las prácticas más recomendables cuando se realizan ejercicios de relajación, especialmente porque no solo se trata de algo fundamental para la vida, sino que ayuda de manera muy positiva a la hora de relajarnos, aliviar tensiones y reducir el nerviosismo, la ansiedad y el estrés.

Pero para hacerlo correctamente es importantísimo aprender a respirar, ya que es común que en realidad no lo hagamos de manera adecuada. Por ejemplo, podemos relajar la boca del estómago para liberar tensiones, pero si no lo hacemos como debe ser pocos beneficios conseguiremos de verdad.

Respirar con el abdomen

Una de las principales ventajas a la hora de practicar la respiración profunda es que se puede hacer en cualquier momento del día, y sobretodo, siempre que lo necesitemos. Sus beneficios son instantáneos, pero si lo hacemos correctamente.

Ejercicio de respiración abdominal

  1. Coloca en el suelo una manta, sábana o esterilla, y acuéstate sobre ella.
  2. En primer lugar inhala todo el aire que puedas.
  3. Exhala todo el aire que hayas acumulado, hasta que sientas que tu vientre se hunde.
  4. Inhala de nuevo aire por la nariz durante 5 segundos.
  5. Retén el aire durante unos instantes.
  6. Ahora exhala muy lentamente el aire, durante 10 segundos y por la boca hasta que te quedes de nuevo sin aire.
  7. Repite varias veces hasta que desees terminar.

Como ves, se trata de un ejercicio de respiración sumamente sencillo de hacer, y que puedes practicar en cualquier momento del día. Por ejemplo, es útil cuando llegas a casa después de un día estresante o ajetreado, o simplemente cuando quieras relajarte.

Previous ArticleNext Article