Fitoterapia, Plantas medicinales, Remedios, Remedios naturales

Cómo hacer pastillas con plantas medicinales

Pastillas medicinales caseras

Cómo hacer pastillas con plantas medicinales, fácilmente y con ingredientes cien por cien naturales. Solo necesitas polvo seco de tu planta preferida y esta receta.

pastillas medicinales caserasLa fitoterapia y el saber popular heredado de nuestros antepasados, y que se remonta a las épocas más antiguas, nos ha legado todo un conjunto de remedios caseros elaborados a base de plantas medicinales, hierbas beneficiosas para prevenir, aliviar o tratar una gran diversidad de trastornos y problemas de la salud.

Una opción especialmente útil y aconsejada es preparar un sencillo botiquín casero de plantas medicinales, de forma que contemos con todo un conjunto de plantas y hierbas medicinales en el momento en el que las necesitemos.

En referencia a cómo aprovecharnos de las principales propiedades medicinales que nos aportan, existen muy diversas opciones: en forma bebida, podemos elaborar maravillosas infusiones, tisanas, decocciones o tés. En forma inhalada, podemos encontrarnos con los aceites esenciales, así como los vahos.

No obstante, seguramente que en algún momento anterior no se te había ocurrido descubrir algunos consejos útiles sobre cómo hacer pastillas con plantas medicinales. Te descubrimos los pasos más sencillos.

Trucos para elaborar pastillas con plantas medicinales

Ingredientes principales

  • 40 g. de goma de tragacanto
  • Escoger una planta en forma de polvo seco
  • Harina de maíz
  • Filtro de muselina

Pasos para elaborar las pastillas con plantas medicinales

1) Pon en remojo la goma de tragacanto, durante al menos 24 horas, removiendo de forma continua.

2) Hierve dos vasos de agua en un cazo y añádelos al tragacanto.

3) Con ayuda de una cuchara de madera bate bien la mezcla hasta que consigas consistencia uniforme.

4) Utiliza ahora un filtro de muselina para obtener el mucílago.

5) Forma con el mucílago una pasta añadiendo el polvo seco de la planta que hayas escogido.

6) Espolvorea sobre una tabla un poco de harina de maíz para evitar que la mezcla se pegue.

7) Amasa hasta que consigas láminas con un espesor de 1 centímetro.

8 ) Deja enfriar la masa un poco y córtala con formas de pastillas de pequeño tamaño.

9) Deja secar.

10) Conserva en un bote hermético.

Imagen | rselph

Previous ArticleNext Article