Infusiones

Infusión de hierbabuena

La infusión de hierbabuena es una bebida con interesantes beneficios y propiedades medicinales. Descubre los pasos para hacerla fácilmente y en pocos minutos.

La hierbabuena es una planta cuyas hojas son popularmente conocidas por su gran poder aromático, por su frescura y su sabor refrescante, motivo por el cual es común combinarlo con té verde para la elaboración del clásico té verde con hierbabuena o el tradicional té moruno.

Aunque popularmente es conocida con el nombre simple de hierbabuena, en determinados lugares de España como por ejemplo es el caso de las Islas Canarias es conocida con el nombre de hierbahuerto o yerbahuerto. También es conocida con otros nombres, como: menta verde, yerba del tiñoso, yerba olorosa, mastranzo, hortelana o batán.

Infusión de hierbabuena

En lo que se refiere a sus beneficios medicinales más interesantes, se trata de una planta medicinal con acción antiséptica, analgésica, antiinflamatoria, carminativa, antiespasmódica y estimulante. Se trata de un excelente digestivo, ayudando de manera muy positiva en caso de digestión pesada, cólicos y flatulencias (gases). También ayuda a aliviar el dolor de cabeza y las migrañas, como antiséptico en la realización de gargarismos o como remedio tradicional en el tratamiento de afecciones respiratorias, al ser un buen expectorante.

Cómo hacer infusión de hierbabuena

¿Qué necesitas? Ingredientes:

  • 5 hojas tiernas de hierbabuena
  • Medio litro de agua

Pasos para preparar la infusión de hierbabuena

  1. Hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua.
  2. Cuando el agua entre en ebullición añade las hojas tiernas de hierbabuena.
  3. Deja hirviendo durante 2 minutos.
  4. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 3 minutos más.
  5. Finalmente cuela, endulza al gusto y bebe.

Infusión de hierbabuena: receta

Cómo tomar la infusión de hierbabuena

Para disfrutar de los distintos beneficios medicinales que aporta la hierbabuena, es aconsejable tomar entre 2 a 3 tazas diarias de esta infusión, preferiblemente después de las comidas por su acción digestiva.

Beneficios y propiedades de la infusión de hierbabuena

  • Digestiva: ayuda a aliviar los cólicos y las flatulencias, mejora las digestiones pesadas.
  • Antiséptico: la infusión de hierbabuena puede ser utilizada en la elaboración de gargarismos, para tratar problemas bucales o dentales y para aliviar el dolor de garganta.
  • Analgésico: ayuda a aliviar el dolor de cabeza y las migrañas, sobre todo si empapas un paño de algodón en la infusión fría de hierbabuena, y la aplicas sobre la sien dejando actuar durante media hora.
  • Relajante: la hierbabuena también ayuda a aliviar la tensión nerviosa, siendo ideal en caso de estrés y ansiedad.

Contraindicaciones de la infusión de hierbabuena

No se aconseja el consumo de esta infusión en las siguientes condiciones:

  • Problemas digestivos como hernia de hiato, acidez estomacal y úlcera digestiva.
  • Patologías y problemas del hígado.
  • Diarrea.
  • Colitis ulcerosa.
  • Embarazo y lactancia materna.

Imágenes | Forest and Kim Starr / Ruta Kucinskaite

Previous ArticleNext Article