Cataplasmas

Cómo hacer compresas de lavanda

Remedio para hacer compresas de lavanda, útiles y adecuadas en caso de dolor de cabeza, quemadura y picadura de insectos. Descubre cómo elaborarla en casa.

La lavanda es una planta muy popular, característica en muchos jardines y destacada por su uso como remedio de aromaterapia, fundamentalmente por su delicado aroma, útil a la hora de limpiar y aromatizar habitaciones.

Desde un punto de vista medicinal, la lavanda es útil a la hora de combatir la depresión, el estrés y la ansiedad, gracias a que actúa como tónico y además como sedante. Por este motivo también ayuda en caso de dolor de cabeza e insomnio.

tintura-lavanda

Pero sus cualidades no solo quedan aquí, ya que aporta propiedades antisépticas y antibacterianas, siendo muy útil en caso de acné, eccemas e infecciones.

Precisamente sobre estas últimas propiedades queremos fijarnos en esta ocasión. Y es que hoy vamos a aprender a hacer unas compresas de lavanda, ideales en caso de dolor de cabeza, quemaduras y picaduras de insectos.

Ingredientes para la compresa de lavanda

  • 30 gr. de lavanda fresca
  • 250 ml. de vodka (1 vaso)
  • 60 ml. de agua

Pasos para hacer la compresa de lavanda

  1. En un frasco de cristal pon las flores de lavanda fresca junto con el vodka y el agua.
  2. Cúbrelas y deja el frasco en lugar fresco –y oscuro- durante 10 días.
  3. Pasado este tiempo, cuela la lavanda con ayuda de un tamiz forrado con papel de cocina, y envuélvela en un trapo.

¿Cómo aplicar la compresa de lavanda?

En realidad es muy sencillo, ya que solo tienes que empapar un algodón en la tintura de lavanda y aplicarla sobre la zona afectada, dejando actuar durante 10 a 15 minutos.

Imagen | rocketlass

Previous ArticleNext Article