Plantas medicinales

Cómo cultivar plantas medicinales en casa

Consejos y trucos para cultivar las plantas medicinales más útiles y sanas fácilmente en casa. Descubre cómo.

Aunque hace algún tiempo te hablábamos del botiquín casero de plantas medicinales que es recomendable siempre tener en casa ya que son útiles para aliviar determinadas molestias o trastornos de salud de forma rápida y sencilla (por ejemplo, una digestión pesada, gases, retención de líquidos…), y es fácil encontrarlas y adquirirlas en herbolarios y supermercados, puede suceder que nos pique el gusanillo de plantar por nosotros mismos nuestras propias plantas medicinales en casa.

Lo cierto es que aunque lo ideal es contar con un jardín para poder tener un mayor número de plantas medicinales posible plantadas, si disponer de un balcón y un pequeño huequito donde tener algunas macetas será suficiente.

Cultivar plantas medicinales

Lo positivo de cultivar plantas medicinales en casa es que, además de poder utilizarlas en la cocina, en infusiones o en cualquier otro remedio natural, son útiles para disfrutar de un rato agradable cultivándolas y cuidándolas, y nos ayudarán a aportar verdor al lugar donde las coloquemos.

Plantas medicinales para cultivar en casa

Albahaca

Es una planta medicinal con beneficios digestivos, que además destaca por ser muy aromática. Necesita buena luz, poca cantidad de agua (debemos tener en cuenta que un exceso de agua terminará por ahogarla), y además debemos protegerla del frío.

Manzanilla

Es una de las plantas medicinales más conocidas por sus cualidades digestivas, estomacales y relajantes, además de aportar un maravilloso aroma característico.

Es una planta a la que le gusta el suelo húmedo pero no empapado. En verano crece bien donde la temperatura no supere los 38 grados.

Tomillo

Es una especie botánica típica del Mediterráneo, que ayuda en el tratamiento de las infecciones pulmonares, calma la tos productiva y espasmódica, es digestiva y actúa contra los gases.

En lo que se refiere a su cultivo, requiere buena luz durante la mañana y no necesita de mucha agua ya que suele ahogarse con facilidad.

Salvia

Es útil en caso de dispepsia, digestiones lentas y pesadas, aplicado en forma de gargarismos ayuda en caso de dolor de garganta y faringitis, y actúa como estimulante del músculo uterino, de ahí que no se recomiende su administración en el embarazo.

En lo que se refiere a su cultivo, necesita buena luz solar y también humedad, funcionando muy bien en terrenos algo arcillosos.

Romero

Es útil para calmar el dolor de cabeza, las digestiones pesadas y los gases. Ayuda a limpiar las habitaciones al aportar frescos, y su aceite calma los dolores musculares cuando es aplicado en forma de masajes.

Es una planta que no necesita mucha agua, y es capaz de soportar temperaturas algo frías y calurosas. Digamos que se puede dar fácilmente.

Imagen | detsugu

Previous ArticleNext Article