Cómo conservar el té

Consejos de conservación para mantener las cualidades del té, con todas sus propiedades medicinales y virtudes organolépticas.

A diferencia de las decocciones y de las infusiones (que se elaboran con determinadas plantas y hierbas medicinales), el es una infusión elaborada con las hojas y los brotes del té, exclusivamente obtenidas de la Camellia sinensis, aunque también es cierto que dependiendo de la opción que escojamos puede a su vez estar acompañada de otras plantas o especias.

Aunque en sus comienzos el té era consumido en China como tónico medicinal, lo cierto es que su popularidad ha crecido tanto en las últimas décadas que en la actualidad es posible encontrar variedades muy diversas de té.

Consejos para conservar el té

Consejos para la conservación del té

Aunque es cierto que existen pocas reglas a seguir a la hora de conservar el té, sí se requiere mantener una serie de pautas básicas que permitirán conservar todas sus propiedades medicinales, su aroma y su sabor.

Por ejemplo, es importantísimo tratar siempre de guardarlo en botes opacos de porcelana o de metal, los cuales se cierren correctamente y a ser posible de forma hermética.

También es aconsejable mantenerlo a temperatura ambiente y alejarlo de olores fuertes que puedan impregnarlo y influir negativamente en su aroma.

¿Sabías que bien conservado el té es capaz de mantener sus características y sus cualidades organolépticas hasta dos años después de su recogida? Eso sí, siempre y cuando haya sido correctamente conservado.

Imagen | hitthatswitch

Previous ArticleNext Article