Remedios naturales

Cómo blanquear los dientes con bicarbonato sódico y peróxido de hidrógeno

Descubre los pasos para blanquear tus dientes de forma natural con ayuda del bicarbonato sódico y peróxido de hidrógeno al 3%, tan fácil como sencillo (y muy efectivo).

¿Quién no quiere disfrutar de unos dientes blancos y de, en definitiva, una dieta perfecta? Pero antes de disfrutar de unos dientes blancos es importantísimo mantener una buena salud bucal y dental. Para ello, es fundamental reducir o eliminar de nuestra dieta los dulces y aquellos alimentos muy ricos en azúcares, evitar el tabaco y cepillar nuestros dientes debidamente durante al menos 1 minuto cada vez que comemos (dejando al menos 15 minutos después de la comida).

A la hora de blanquear los dientes de forma natural, es posible elaborar en casa algunos remedios naturales y caseros que ayuden a conseguirlo, de forma totalmente natural y sencilla. Entre esos ingredientes nos encontramos con el bicarbonato sódico (también conocido como bicarbonato de sodio) y con el peróxido de hidrógeno al 3%. Te explicamos cómo elaborarlo.

Blanquear los dientes con bicarbonato sódico

Cómo preparar el remedio para blanquear los dientes con bicarbonato sódico

Para elaborar este remedio solo necesitas mezclar una cucharadita de bicarbonato sódico en una taza o cuenco pequeño y una cucharadita de peróxido de hidrógeno al 3%.

Cuando vayas a lavarte los dientes remoja en esta mezcla tu cepillo de dientes y cepíllatelos durante 3 minutos. Luego enjuágate normalmente y, para finalizar, vuelve a lavarte los dientes con tu dentífrico habitual.

remedio-blanquear-dientes

¿Qué es el bicarbonato de sodio y por qué es útil para blanquear los dientes?

Lo cierto es que aunque utilizamos el bicarbonato de sodio como remedio natural a l hora de aliviar la acidez estomacal y el reflujo gracias a que neutraliza la acidez del ácido clorhídrico del estómago, ¿sabías que también lo encontramos en muchas pastas de dientes que podemos comprar en el supermercado?.

Se trata de un producto que, gracias a sus partículas finas y combinado con un cepillado ciertamente meticuloso, es especialmente útil a la hora de reducir y eliminar las manchas de los dientes, como si se tratara de un auténtico exfoliante.

Imágenes | iStock

Previous ArticleNext Article