Medicina alternativa, Relajación, Terapias naturales, Varios

Aprender a relajarse

Pasos para aprender a relajarte

Aprender a relajarse es sencillo siempre y cuándo tengas a mano trucos y consejos sencillos para aprender relajación. Conoce tips útiles que te ayudarán.

aprender-a-relajarseVivimos en un momento bastante difícil tanto económica, laboral como socialmente hablando. Pero esto no solo influye en nuestra estabilidad psicológica actual, especialmente cuando es habitual que, cada día, vayamos siempre corriendo de un lado para el otro, sin apenas disfrutar de las cosas más bellas que nos brinda la vida.

También vivimos en una sociedad en la que es normal sentirnos estresados o ansiosos, sin pararnos a pensar en muchas de las consecuencias negativas que para nuestra salud tienen estos dos trastornos psicológicos.

Por suerte, además de la llegada a nuestro país de una gran variedad de técnicas y terapias orientales que nos ayudan a mantenernos tranquilos y a disfrutar de una vida muchísimo más relajada, en casa podemos relajarnos.

Para ello, existen una diversidad interesante de ejercicios de relajación que podemos practicar en casa, y además son muy fáciles de seguir.

Pero antes de seguir estos ejercicios es fundamental conocer algunos pasos sencillos que nos ayuden a la hora de aprender a relajarse.

Consejos útiles para aprender a relajarse

Para aprender a relajarse es necesario en primer lugar contar con una habitación en la que podamos estar tranquilos y no seamos molestados. En caso de que hayan más personas en nuestra casa, es imprescindible indicar a nuestros familiares o pareja que no deseamos ser interrumpidos durante al menos 1 hora.

Debemos alejarnos de posibles distracciones, como pueden ser la televisión o los lugares demasiado ruidosos.

Previamente puedes elegir una buena música relajante (tienes un ejemplo nuestro especial sobre música online relajante), entre las que podemos encontrarnos con la música clásica, chill out, o incluso canciones elaboradas con los sonidos más puros de la Naturaleza.

Escoge a su vez un lugar tranquilo, ya sea en una cama tumbado/a o bien en el suelo utilizando para ello la denominada como posición de loto.

Cómo aprender a relajarse

1) En primer lugar trata de desconectarte de las preocupaciones diarias. Deja mentalmente fuera de la habitación los problemas, el estrés y la ansiedad que puedas sentir en esos momentos.

2) Crea un ambiente relajante en el que te sientas a gusto. Pon música relajante, algo de incienso y enciende alguna que otra vela.

3) Siéntate en el suelo encima de una manta o bien encima de tu cama.

4) Cierra los ojos y haz cinco respiraciones profundas, inhalando y exhalando el aire lentamente. Primero con los pulmones y luego a la altura del estómago.

5) Es fundamental que sientas la respiración y te concentres en ella.

6) Una vez realices el total de 10 respiraciones profundas, trata de mantener la tranquilidad escuchando la música, sintiendo tu cuerpo, cómo el aire entra y sale de tus pulmones.

7) Cuando te encuentres un poco cansado/a o simplemente decidas que el tiempo de relajación ha terminado, vuelve nuevamente a hacer 5 respiraciones profundas.

Aunque en los primeros momentos puede serte difícil conseguir una relajación óptima, debes tener en cuenta que, como todo, la relajación se consigue y se mejora poco a poco con la práctica.

Cuando llegues a casa, trata cada día de practicar estos ejercicios durante al menos 30 minutos. Comprobarás como, pasada una semana, conseguirás mantener una relajación y una plenitud adecuadas, viendo los problemas desde otro punto de vista.

Imagen | laudu

Previous ArticleNext Article