Fitoterapia, Medicina alternativa, Plantas medicinales, Salud

Cimífuga: propiedades y beneficios

Propiedades de la cimífuga

Propiedades de la cimífuga e información sobre los beneficios medicinales de la cimífuga, una planta ideal para la mujer con periodos de menstruación al ayudar a aliviar sus síntomas más característicos.

Propiedades cimífugaLa cimífuga es una de esas plantas que, junto con el musgo de Irlanda o la celidonia, tienden a ser originalmente poco conocidas por parte de muchas personas. A pesar que aportan una gran diversidad de virtudes, propiedades y beneficios medicinales.

Y es que a diferencia de plantas tan populares como la manzanilla, alcachofera, diente de león, boldo o cardo mariano (por no nombrar muchas otras, claro está), la cimífuga ha sido tradicionalmente utilizada para la menstruación, aunque pocas mujeres en realidad la tengan presente a día de hoy.

La cimífuga es una planta medicinal conocida científicamente con el nombre de Cimicifuga racemosa, perteneciente a la familia Ranunculaceae.

Medicinalmente se utilizan principalmente su raíz, mientras que su recolección se lleva principalmente a cabo durante los meses de otoño.

En lo que se refiere a la acción farmacológica de la cimífuga, destacan sobretodo sus propiedades sedantes, tónicas, emenagogas y antiespasmódicas, entre otros.

Beneficios de la cimífuga

La cimífuga es una planta medicinal aconsejada para diferentes trastornos de la mujer durante la menstruación, ayudando positivamente no solo en el tratamiento de desarreglos durante el periodo, sino también en caso de dolor de ovarios.

Posee un efecto regulador positivo sobre los niveles de hormonas sexuales femeninas, de manera que puede ser utilizada a la hora de recuperar la actividad hormonal normal.

Aporta igualmente beneficios medicinales en el tratamiento de dolores musculares, reumáticos o artritis reumatoide.

En caso de nerviosismo, puede ser interesante a la hora de tratar y aliviar los nervios, gracias a su efecto sedante.

Cómo preparar la decocción de cimífuga

Para preparar la decocción de cimífuga, necesitas una cucharadita de raíz seca de cimífuga y una taza de agua.

Hierve el agua y en el momento en que entre a ebullición, añade la cucharadita de raíz de cimífuga y apaga el fuego. Deja en reposo 10 minutos, cuela y bebe.

Si deseas ampliar más tu información sobre como preparar decocciones, te aconsejamos leer nuestra nota sobre cómo hacer una decocción.

Previous ArticleNext Article