Cataplasmas

Cataplasma de limón

Receta de cataplasma de limón, un remedio casero y natural ideal para el tratamiento de abcesos y forúnculos. Descubre cómo hacerlo fácilmente en casa.

Como te explicábamos en una nota anterior en la que te respondíamos a la pregunta qué es una cataplasma, las cataplasmas consisten en un tratamiento tópico elaborado con plantas y hierbas (o determinados alimentos), que aplicado aún caliente en la piel o zona a tratar aporta un efecto calmante, antiinflamatorio o emoliente.

Por lo general presentan una consistencia blanda, y para su elaboración –además del ingrediente activo- se utilizan compresas o paños, para luego vendar la zona con ayuda de una gasa.

cataplasma-limon

Si bien es cierto que hace algún tiempo como remedio natural se elaboraban con harinas u otros cereales ricos en fibra vegetal, en esta ocasión te vamos a explicar cómo hacer una cataplasma de limón especialmente útil y aconsejado para tratar abcesos y forúnculos.

Cómo hacer cataplasma de limón

Ingredientes

  • 1 limón
  • 1 venda de gasa

Preparación

  1. Corta en limón en varias rodajas.
  2. Coloca una de las rodajas del limón sobre la zona de la piel que desees tratar, y átalo con ayuda de una venda de gasa.

Deja actuar el cataplasma de limón durante diez minutos, para luego finalmente retirarlo.

Si lo deseas, puedes aplicar la misma operación entre dos a tres veces al día hasta que el forúnculo o el abceso se abra y drene. Esta es una de las principales virtudes o cualidades del limón cuando es aplicado sobre la piel, ya que aporta cualidades disolventes y desintoxicantes.

Imagen | Paul-W

Previous ArticleNext Article