Plantas medicinales

Cardo mariano y alcachofera: 2 plantas para el hígado

El cardo mariano y la alcachofera son 2 plantas medicinales muy beneficiosas para cuidar el hígado, con grandes propiedades para proteger y limpiar el hígado naturalmente.

El hígado es un órgano importantísimo, que se caracteriza por ser el más grande dentro del cuerpo, una de las más destacadas en lo que a su actividad metabólica se refiere, y en definitiva la más voluminosa de las vísceras. Entre otras importantes funciones, se encarga de filtrar las sustancias dañinas de la sangre, digerir las grasas de los diferentes alimentos que consumimos, almacenar el azúcar que nuestro organismo necesita para la obtención de energía y la eliminación de toxinas.

Lo encontramos situado en casi la totalidad de la región del hipocondrio derecho, no sobrepasando en la mayoría de las ocasiones el reborde costal. Tiene una consistencia blanda y depresible, recubierto por una cápsula fibrosa.

Plantas para el hígado

Mide aproximadamente 26 centímetros (horizontal) por 15 centímetros (vertical), con 8 centímetros de espesor a nivel del lóbulo derecho. Mientras que su peso aproximado es de alrededor 1,5 kg.

Las principales enfermedades del hígado

Son varias las enfermedades que pueden afectar al hígado, y que negativamente pueden influir en su correcto funcionamiento y en su salud. Algunas pueden ser causadas por virus (como por ejemplo es el caso de los distintos tipos de hepatitis), otras por el consumo de determinados medicamentos, toxinas o venenos, y otras por ingerir demasiado alcohol. También existen enfermedades hereditarias, como ocurre con la hemocromatosis.

La hepatitis consiste en una enfermedad inflamatoria que afecta al hígado. Puede ser una hepatitis infecciosa (viral o bacteriana), una hepatitis inmunitaria o autoinmune (por anticuerpos) o tóxica (por ejemplo, causada por fármacos, medicamentos, alcohol y venenos).

El consumo de determinados medicamentos, toxinas o bebidas alcohólicas influyen negativamente en la salud y estado general del hígado, de manera que un consumo excesivo o regular en el tiempo influye en su salud, pudiendo causar daños que a su vez pueden dar como resultado la formación de tejido cicatricial (cirrosis).

2 plantas medicinales para el cuidado del hígado

A la hora de cuidar el hígado naturalmente podemos mencionar 3 plantas medicinales con increíbles beneficios protectores y regeneradores, que ayudan de forma muy positiva a la hora de depurar y desintoxicar el hígado.

Cardo mariano, un maravilloso protector hepático

El cardo mariano es una de las plantas más conocidas para el cuidado del hígado porque actúa como un maravilloso protector hepático. De hecho, es útil para proteger el hígado de las toxinas, al estimular el crecimiento de nuevos tejidos (es decir, actúa también como regenerador de las células del hígado).

El cardo mariano es muy bueno para el hígado

Destaca sobre todo por la presencia de silimarina, el compuesto o principio activo más importante que encontramos en el cardo mariano, y al que debemos la mayoría de beneficios para el cuidado del hígado.

Alcachofera, útil para desintoxicar el hígado

¿Sabías que es recomendable depurar al hígado al menos una vez por año? Es una opción útil para desintoxicar las células del hígado y ayudarle en el proceso de eliminación de toxinas.

La alcachofera es una planta medicinal útil para cuidar el hígado

Por otra parte, es también interesante en caso de hígado graso, un trastorno que consiste en la acumulación de grasa en el hígado, ya sea por consumo abusivo de alcohol, medicamentos o por exceso de peso, el cual también suele cursar con agrandamiento e inflamación. En este caso, la alcachofera ayuda a desinflamar el hígado y a eliminar la grasa acumulada en él.

¿Cómo disfrutar de sus beneficios medicinales para cuidar el hígado?

La opción más útil y sencilla es elaborando una infusión con una de las plantas medicinales indicadas anteriormente, o bien optando por combinar las dos. Para elaborar el equivalente a una taza debes hervir en primer lugar una taza de agua en un cazo. Antes de llegar al punto de ebullición añade una cucharadita de alcachofera seca y de cardo mariano, y deja hervir luego 3 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo otros 3 minutos. Finalmente cuela y bebe.

Si lo deseas puedes beber esta infusión 3 veces al día.

Imágenes | Seoul Korea / free photos / Herbolario All

Previous ArticleNext Article