Actualidad, Remedios naturales, Salud

Cambios para mejorar la salud

Existen otros métodos que nos ayudan a mejorar nuestra salud, pues no basta solo con alimentarnos bien y practicar algún deporte, te proponemos otras alternativas.

Los excitantes artificiales

El alcohol y sobre todo el café resultan nefastos. La cafeína acelera la energía simpática y el ritmo cardíaco. Se arriesga a padecer mareos si abusa del café e incluso, a largo plazo, a favorecer alteraciones del ritmo cardíaco.

De manera general, procure evitar el tributo de las apariencias. No fume por las apariencias, no beba por las apariencias, no coma por las apariencias, no seduzca por las apariencias. Desconfíe de su teatralidad y no ceda a sus delirios de grandeza si no es de modo razonado.

Una cama blanda

Su raquis y su sistema nervioso están sometidos a tensiones demasiado fuertes durante su vida social. A fuerza de no querer perder ni un centímetro de su talla y mantenerse estirado todo el día, la espalda le queda hecha trizas. Un buen consejo: invierta en un colchón sólido y en un buen sommier. Arrincone sin contemplaciones el colchón blandito de lana en el museo de recuerdos nostálgicos.

Lo que podría lograrse con una siesta

Uno de los primeros estudios científicos llevados a cabo recientemente en Estados Unidos referente al efecto protector  de la siesta en los sujetos propensos a las enfermedades de corazón constató una disminución del 30 % del riesgo coronario entre aquellos que tienen la costumbre de echar la siesta.

Parece ser que un tiempo de descanso, aunque sea corto (superior, de todas maneras, a la media hora) después de la comida es eficaz bajo el punto de vista de la protección cardiovascular.

Previous ArticleNext Article