Remedios

Bicarbonato de sodio y jugo de limón: beneficios y contraindicaciones

¿Cuáles son los beneficios del bicarbonato de sodio con jugo de limón? Te descubrimos sus propiedades más naturales y sus principales contraindicaciones.

El bicarbonato de sodio, también conocido popularmente como bicarbonato sódico o como bicarbonato de soda, consiste en un compuesto sólido de textura cristalina y de color blanco, el cual es soluble en agua. Presenta un sabor ligeramente alcalino, y su fórmula química es NaHCO3. Lo podemos encontrar en la naturaleza como mineral, o bien es posible su producción industrial de forma totalmente artificial.

Sobre sus usos más comunes y habituales, no hay duda que se convierte en una opción muy común en la cocina, especialmente en repostería, donde al reaccionar con otros componentes para la liberación de CO2 es especialmente útil a la hora de ayudar a que la masa suba, aportándole incluso no solo volumen sino también sabor. No obstante, su uso no solo se reduce a la cocina, ya que desde un punto de vista médico es habitual su utilización como tratamiento en caso de acidosis metabólica, como alcalinizante urinario y en caso de hiperacidez gástrica.

Beneficios del bicarbonato de sodio y jugo de limón

Desde un punto de vista más natural desde hace ya algunos años se ha hecho muy popular un remedio casero consistente en tomar bicarbonato de sodio con jugo de limón, una opción que aporta una cantidad increíble de diferentes beneficios y propiedades, pero cuyas contraindicaciones lo convierten en un remedio que no todas las personas pueden consumir con regularidad.

Los beneficios del bicarbonato de sodio con jugo de limón

Bebida natural muy alcalinizante

Combinar bicarbonato de sodio con jugo de limón convierten a este remedio en una bebida con una gran acción alcalinizante, de forma que presenta la propiedad de alcalinizar el organismo de manera total y completamente natural.

Por ello resulta muy útil a la hora de combatir la acidosis de nuestro organismo, que por ejemplo puede surgir en nuestro cuerpo cuando los riñones no son capaces de eliminar de forma suficiente el ácido de nuestro organismo, o bien cuando tendemos a producir demasiado ácido.

Gran poder digestivo

Aunque se trate de un remedio no adecuado para personas con gastritis (como conoceremos en un apartado anterior en el que detallaremos cuáles son sus principales contraindicaciones), es una bebida tremendamente digestiva, siendo muy útil a la hora de facilitar mejor las digestiones.

Además, no solo se convierte en una bebida muy digestiva, que ayuda en el proceso de la digestión, sino que también actúa como un antiácido natural y en un remedio útil para combatir las flatulencias. Por ello también resulta muy adecuado a la hora de aliviar los síntomas causados por el reflujo gastro-esofágico como consecuencia del ácido clorhídrico que sube desde el estómago por el esófago.

bicarbonato-sodico-jugo-de-limon

Depurador del hígado

Además de actuar como un maravilloso desintoxicante natural, también actúa como un depurador natural del hígado, mejorando sus funciones de forma totalmente natural. En este sentido, resulta por ejemplo muy útil en caso de hígado graso (presencia de grasa acumulada en el hígado).

Reduce los niveles altos de colesterol

En caso de colesterol elevado en la sangre, tomar regularmente bicarbonato de sodio con jugo de limón es útil para reducir el colesterol LDL (también conocido popularmente como colesterol malo). Ayuda por tanto a la hora de reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular a la vez que mejora nuestra salud cardiovascular.

Esta cualidad también se observa en caso de tener altos los niveles de triglicéridos en sangre.

Bueno para los riñones

Se trata de un remedio natural que aporta muchos beneficios para los riñones, no solo porque ayuda a que realice mejor sus funciones depurativas y desintoxicantes (por ejemplo a la hora de eliminar el exceso de ácidos en nuestro organismo), sino porque ayuda a retrasar la progresión de enfermedad renal sobre todo cuando es crónica, ya que se encuentra asociada a la presencia de acidosis e inflamación.

Al ser un remedio alcalinizante ayuda a retardar el deterioro de los riñones causados por la enfermedad renal crónica, a la vez que disminuye la secreción de la citoquina antiinflamatoria IL-10.

bicarbonato

Contraindicaciones del bicarbonato de sodio y jugo de limón

No se recomienda el consumo de este remedio natural en las siguientes condiciones:

  • Hipertensión y problemas de corazón: las personas que tengan tensión arterial elevada o problemas cardíacos no deben consumir bicarbonato de sodio, principalmente por su altísimo contenido en sodio.
  • Gastritis: aunque sea un remedio digestivo no se recomienda su consumo en caso de gastritis.

Por otra parte, no se recomienda el consumo de bicarbonato sódico en exceso ya que podría causar alcalosis, que consiste en un desequilibrio grave de nuestro organismo. Además, tampoco se aconseja tomarlo con el estómago lleno.

Imágenes | ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Previous ArticleNext Article