Remedios

Beneficios de la sopa de pollo para la gripe

Propiedades curativas de la sopa de pollo para la gripe

¿Sabías que la sopa de pollo es ideal para la gripe y el resfriado? Descubre sus beneficios y propiedades curativas, y los pasos para elaborarla en casa.

No hay duda que con la llegada de la humedad y del frío durante los meses de otoño e invierno, aumentan de forma considerable los casos de la conocida como gripe estacional. El motivo es más que evidente: durante esta época del año los virus causantes de la gripe tienden a sobrevivir mejor, gracias precisamente tanto a la humedad como al frío reinantes en estos meses.

Como de buen seguro sabrás, sus síntomas suelen comenzar de forma precipitada y abrupta, para luego ir desapareciendo poco a poco con el paso de los días: inicio súbito de fiebre alta, dolor de garganta, mucosidad abundante, dolor de cabeza, malestar general y dolor muscular y articular.

Beneficios de la sopa de pollo para la gripe

A diferencia de lo que erróneamente se piensa, lo cierto es que los medicamentos que existen actualmente para la gripe no acortan la duración de la enfermedad, sino que sólo ayudan a aliviar los síntomas por el tiempo que duran sus efectos. Al contrario, sí existen determinados consejos naturales para la gripe que pueden ser muy útiles, porque además de no actuar frente a la gripe volviendo a la cepa del virus más resistente para un futuro, ayudan a la hora de disminuir los síntomas.

Entre estos remedios o consejos nos encontramos, aunque no lo creas, con la sopa de pollo. Una receta tan tradicional como popular, que a tenor de distintos estudios científicos se convertiría en uno de los remedios más efectivos frente a la gripe, por un lado por las distintas virtudes que aporta la carne de pollo, mientras que por otro gracias a la acción del caldo en sí mismo y de las propias verduras que lo acompañan.

Beneficios y propiedades de la sopa de pollo para la gripe

Un estudio científico llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Nebraska, en Estados Unidos, constató que la sopa de pollo casera tiene propiedades medicinales, siendo especialmente recomendada en caso tanto de gripe como de resfriado.

¿Por qué? Muy sencillo: entre sus ingredientes nos podemos encontrar la cebolla, zanahorias, apio, perejil, laurel y pollo, que actúan como alimentos con acción antiinflamatoria, de manera que ayudan a calmar la tos  y aliviar la congestión de las vías respiratorias.

Esta cualidad la encontramos en que la sopa de pollo ayuda a controlar la actividad de los neutrófilos, unas células del sistema inmune que ayudan a proteger el cuerpo contra las infecciones, y que aparecen en grandes cantidades cuando una persona se agripa o adquiere algún otro tipo de enfermedad respiratoria. Cuando estas células se producen en grandes cantidades tienden a aumentar la mucosidad e incluso pueden atacar otras células del organismo.

Sopa de pollo

Además de estas cualidades medicinales, la sopa de pollo también aporta una maravillosa sensación de bienestar, gracias a que se toma caliente y nos ayuda en los días de mayor frío.

¿Cómo hacer la sopa de pollo?

Necesitas: 1 kg. de carne de pollo (cortado a trozos), fideos para sopa, 1 cebolla, 1 zanahoria, 1 puerro, 1 apio, 2 hojas de laurel y 1 ramita de perejil.

En primer lugar debes limpiar bien el pollo con agua, para luego colocarlo en una olla grande con agua tal que el pollo quede totalmente cubierto. Mientras vas cocinando a fuego lento pela la zanahoria y córtala en trocitos junto con la cebolla. Añade a la olla todos los ingredientes y cocina a fuego lento durante 2 horas. Pasado este tiempo apaga el fuego y sirve.

Imágenes | Alpha / kawaiikiri

Previous ArticleNext Article