Baños termales

Baños medicinales

Los baños medicinales son terapias naturales ideales para relajarnos o tratar determinadas dolencias. Descubre cuáles son los diferentes baños medicinales más habituales.

Baños medicinalesLos baños se practican desde hace milenios, gracias a sus diferentes cualidades, beneficios y efectos tanto medicinales como preventivos, protectores y sobretodo terapéuticos.

Muchos pueblos y civilizaciones anteriores descubrieron sus diferentes beneficios terapéuticos, de forma que ya eran practicados por los turcos, los mexicanos, griegos y romanos.

Dependiendo del objetivo que se desee conseguir, los baños pueden ser relajantes (descubre más sobre los baños relajantes), terapéuticos o preventivos en el tratamiento de determinadas dolencias o enfermedades.

Lo cierto es que no sólo basta con utilizar agua fría o caliente. También podemos aprovecharnos de las diferentes cualidades que aportan plantas y aceites esenciales para incrementar las virtudes del baño: descubre más sobre las plantas relajantes para tomar baños, los baños con sales de baño o los baños con aceites esenciales.

Tipos de baños medicinales

Baños de asiento

Son baños medicinales que consisten en remojarse en agua dentro de un recipiente determinadas partes de nuestro cuerpo, por un periodo de tiempo que va entre los 5 a los 15 minutos.

Los baños de asiento pueden ser calientes o bien fríos, lo que dependerá de la dolencia o trastorno a tratar.

Baños comunes o totales

Son baños que se realizan en una bañera o tina, sobretodo con agua caliente, y en la cual se cubre todo el cuerpo de agua. Se pueden añadir plantas, esencias o sal, lo que aportará virtudes diferentes.

Baños de vapor

Son aquellos que vierten vapores de determinadas cocciones, habitualmente utilizando para ello determinadas plantas, hierbas y esencias que inundan de aroma la estancia donde se toma el baño.

Imagen | M Car

Previous ArticleNext Article