Baños termales, Hidroterapia, Medicina alternativa, Salud, Terapias naturales, Varios

¿Baños fríos o calientes?

bano-frio-caliente El agua es sinónimo de salud, prácticamente en todos los sentidos. Es indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro organismo y para mantenernos hidratados, mientras que externamente, no sólo nos ayuda a mantener un buen nivel de higiene, sino que puede ser utilizada terapéuticamente hablando.

En este sentido destaca la hidroterapia, una terapia totalmente natural y sana que ayuda a mejorar la circulación sanguínea, aliviar los dolores musculares, relajar el cuerpo y la mente, tonificar los músculos y aumentar la capacidad respiratoria, entre otros aspectos.

A la hora de tomar un buen baño relajante (podemos optar, por ejemplo, por un ideal baño aromático relajante), lo más recomendable es utilizar siempre sales de baño relajantes, las cuales aportan un aroma especial al agua y nos brinda una sensación de relajación aún mayor.

Pero, ¿cuándo darnos un baño frío y un baño caliente? ¿En qué se diferencian ambas técnicas?.

¿Baños fríos o baños calientes? Diferencias principales

Los baños calientes, generalmente, son los utilizados para ayudar a que la persona se relaje no sólo física, sino también mentalmente. De hecho, resulta interesante su uso cuando la persona está nerviosa y necesita relajarse, y tenga ansiedad o estrés. La temperatura del agua debe oscilar entre los 36 y los 38 grados, y su duración no debe ir más allá de los 20 minutos, pudiendo ser parciales o totales. Eso sí, una vez tomado el baño caliente, la persona debe permanecer en un lugar tranquilo.

Los baños fríos son los ideales para que la persona se active y se despierte, ya que activa la circulación y mejora la propia circulación sanguínea en sí. Eso sí, el agua no debe bajar nunca de los 15 grados, siendo la mejor temperatura aquella que se sitúe en torno a los 20 grados. En este caso, la introducción en el agua no debería exceder los 20 segundos, y no está recomendado para personas que padecen enfermedades vasculares, cardíacas, reumáticas o de las vías urinarias.

Previous ArticleNext Article