Así encontré la felicidad entre los tomates de mi huerto urbano

No hay duda que, en la actualidad, cada vez tiende a ser mayor el número de personas que optan por los conocidos como huertos urbanos. ¿En qué consisten? Muy sencillo: son huertos que se cultivan en la ciudad, por ejemplo en la terraza de una casa, en el tejado o en el balcón. Y son una forma excelente de comer sano y de cuidar los distintos y diferentes recursos que tenemos a nuestra disposición.

En este caso queremos conocer a Ángela, quien en el vídeo que te mostramos y en su propio blog nos narra en primera persona cómo llegó su afición por el huerto urbano, con información sobre sus primeros cultivos, explicándonos algunos de sus errores y, sobre todo, cómo poco a poco ese huerto urbano se ha convertido en una auténtica pasión; en definitiva, en una forma de vida para ella.

¿Por qué? Principalmente porque el huerto urbano supone una pequeña burbuja de tranquilidad dentro del propio estrés de la ciudad, que te brinda la posibilidad de vivir de forma relajada, a tu ritmo, a la vez que mimas tus propias plantas.

El huerto urbano no es una moda pasajera, es una forma de entender la vida

Poco a poco, con el paso del tiempo, Ángela ha descubierto que no se trata de la única apasionada por el huerto urbano. Y es que gracias a páginas especializadas, como por ejemplo es el caso de Ciudadano 0,0, puedes descubrir información de huertos, y conocer las distintas iniciativas de otros hortelanos tanto en Barcelona como en otras ciudades.

huerto-urbano

Esto te permitirá, sin duda alguna, tomar contacto con otras personas apasionadas del huerto, para intercambiar semillas y experiencias de cultivo.

¿Te animas a hacer tu propio huerto urbano? No solo ganarás en salud, sino también en tranquilidad.

[td_block3 limit=”5″ custom_title=”Últimos artículos publicados:” el_position=”first last”]