Medicina alternativa, Salud, Varios, Yoga

Asanas en la práctica del yoga

asana-yoga Dentro de la propia práctica en sí del yoga, una de las partes fundamentales en esta técnica milenaria son las denominadas como asanas (o posturas físicas).

Explicado de manera sencilla, podemos indicar que el asana es el nombre que viene a recibir cada una de las posturas que adopta el cuerpo en la práctica del yoga.

Va seguir, en ocasiones, de algún movimiento que persigue el objetivo de pasar de una a otra fase del mismo asana, y cada una de ellas forma una unidad completa por sí mismo, produciendo muy diversos efectos en la salud.

Por poner solo algunos ejemplos, es capaz de poner en acción unos determinados huesos, articulaciones o músculos de manera diferente a como se utilizan en la vida diaria.

Eso sin contar que ejercen una acción mecánica sobre diferentes glándulas y vísceras, mientras que estimulan un mejor funcionamiento de las mismas gracias a la compresión efectuada de esta forma natural.

Asanas en el yoga

Es preciso conocer que cada asana debe reunir no sólo la propia exactitud de la postura, sino una permanencia progresivamente prolongada, dado que en el yoga las posturas se suelen repetir pocas veces y poco a poco se va aumentando el tiempo de permanencia en la misma asana.

Según diferentes maestros hindúes, tanto la suavidad como la precisión en el movimiento de las asanas estimulan no sólo la propia relajación en sí del practicante, sino la inteligencia, obligando a la mente a integrarse de forma mucho más estrecha con el cuerpo.

En este sentido, la mente debe estar en todo momento concentrada en el ejercicio, tratando de luchar por evitar pensamientos negativos o perturbadores que puedan repercutir en el correcto y normal desarrollo de la sesión de yoga.

En Natursan | Beneficios del yoga

Previous ArticleNext Article