Toxicidad

Aristoloquina o ácido aristolóquico: efectos nocivos en la salud

Descubre cuáles son los efectos en la salud del ácido aristolóquico o aristoloquina, que podemos encontrar en el género de plantas Aristolochia y descubierto como el mayor agente genotóxico hasta la fecha.

Efectos del ácido aristolóquico en la saludRecientemente conocíamos, gracias a una investigación llevada a cabo por un equipo de científicos de China, Singapur, Taiwán y Estados Unidos, que la aristolochia es una planta medicinal china más cancerígena que el tabaco, la cual se venía utilizando comúnmente en la Medicina Tradicional China como remedio natural para el tratamiento de diferentes enfermedades y trastornos.

Al parecer sus efectos tan negativos es debido a la presencia en su composición del ácido aristolóquico, también conocido como aristoloquina, sobre cuyos efectos en la salud queremos hablarte.

¿Qué es el ácido aristolóquico?

El conocido como ácido aristolóquico, o aristoloquina, es un componente químico que aunque encontramos en muchas plantas, cuenta con una mayor presencia en lo que a altas cantidades se refiere en las plantas de la familia Aristolochiaceae, más concretamente en el género Aristolochia.

Se caracteriza por ser un derivado de los alcaloides, del tipo aporfinas, los cuales son un compuesto orgánico que se extraen de diferentes especies de plantas.

Efectos del ácido aristolóquico en la salud

Desde hacía años la comunidad científica venía sospechando que, en realidad, este ácido lejos de producir beneficios medicinales en la salud, hacía precisamente todo lo contrario: es decir, sus efectos son en realidad sumamente negativos, además de peligrosos.

En la década de los noventa del siglo pasado comenzaron las primeras noticias sobre la supuesta toxicidad del ácido aristolóquico, cuando en una clínica de adelgazamiento en Bélgica las mujeres a las que se les había suministrado un suplemento herbal con Aristolochia padecían luego daño renal.

Por ello, hace algunos años se publicó en Taiwán un estudio científico que precisamente alarmaba sobre sus efectos, asociándolo al cáncer del tracto urinario superior al asociarse con una mutación en el gen p53.

No obstante, no ha sido hasta hace unos días cuando se ha publicado un nuevo estudio, en el que se alerta no solo del riesgo de aumento de cáncer en el tracto urinario superior y en el hígado, sino que además tiende a producir daños en el ADN.

De hecho, los investigadores han sido claros en este sentido: el compuesto es el mayor agente genotóxico descubierto hasta la fecha, siendo incluso mucho más peligroso que el tabaco o la luz ultravioleta.

Imagen | blumenbiene

Previous ArticleNext Article