Fitoterapia, Terapias naturales

Arándano y fitoterapia: beneficios del arándano en fitoterapia

El arándano puede ser muy utilizado en fitoterapia, especialmente por lo beneficios que, gracias a la fitoterapia, se obtienen del arándano.

El uso del arándano en fitoterapia

Este arbusto crece principalmente en el sotobosque de las regiones montañosas, y posee unas bayas negro azuladas, que son ricas en taninos y en antocianósidos.

En lo que se refiere al uso del arándano en fitoterapia, está especialmente indicado en caso de reducción de la visión ante una iluminación intensa (hemeralopía), o incluso en cualquier otro trastorno de las arterias de los ojos.

Se trata, por ejemplo, de un remedio fantástico para personas que trabajan o conducen por la noche. Además, el arándano permite que nuestros ojos se recuperen después de una intensa jornada de trabajo.

Pero gracias a que también cuenta con una destacada acción sobre la microcirculación, tiende a producir una atenuación de las diferentes y pequeñas venas que aparecen en la cara (cuperosis).

Más información | Arándanos

Previous ArticleNext Article