Apósitos

Apósito de miel para las heridas

Cómo hacer un apósito de miel ideal para tratar las heridas, un remedio casero con propiedades calmantes, suavizantes y antifúngicas.

La miel era considerado en la antigüedad como un alimento muy apreciado. Tanto que incluso los romanos la utilizaban para pagar sus impuestos, en lugar de utilizar otras opciones como por ejemplo el oro (de ahí que a día de hoy conozcamos a este alimento con el nombre de “oro líquido”).

En la medicina natural se trata de un remedio ideal en caso de resfriado, gracias a que ayuda a suavizar y calmar el dolor de garganta. Para ello existen varios remedios naturales útiles: un ejemplo es la infusión de tomillo, miel y limón; también destaca el uso único de la miel y limón.

Cómo hacer apósito de miel

Por otro lado, aplicada sobre la piel también aporta interesantes ventajas y propiedades. Por ejemplo, tiene virtudes antifúngicas de manera que es interesante en el tratamiento de las infecciones fúngicas. Por otro lado, la mascarilla de miel es adecuada para suavizar y nutrir la piel desde el exterior.

También es posible elaborar un apósito a base de miel, especialmente útil para el tratamiento de las heridas. Te explicamos los pasos.

Cómo hacer un apósito de miel

Ingredientes para el apósito de miel

  • Miel
  • 1 venda (de gasa)

Preparación del apósito de miel

La elaboración del apósito es en realidad muy sencillo. Solo debes aplicar un poco de miel sobre la venda de gasa, y aplicarla finalmente sobre la herida que desees tratar, dejando actuar durante 10 a 15 minutos.

Imagen | bionicgrrrl

Previous ArticleNext Article