Nutrición

Alicina: beneficios del principio activo del ajo

Propiedades de la alicina

La alicina es el principio activo del ajo que le aporta la mayoría de sus propiedades y efectos medicinales, pero ¿conoces cuáles son los beneficios de la alicina realmente?

alicinaA pesar de su potente sabor y su aroma tan característico, lo cierto es que el ajo es un alimento no solo muy utilizado cada día en la cocina de muchas casas por su versatilidad para ser incluido en una gran diversidad de recetas. También se ha convertido en un remedio casero especialmente usado desde hace muchísimos años.

Forma parte de hecho del conjunto de ingredientes básicos que no podrían faltar en la botica de la abuela, especialmente en las épocas más frías del año, durante las que es común que nos enfermemos más fácilmente de gripes o resfriados.

¿Qué es la alicina?

La alicina es un compuesto azufrado que encontramos en el ajo, resultante de la conversión de la aliina y que sólo aparece cuando se produce una fractura del bulbo, es cortado o machacado.

Es decir, a diferencia de lo que se cree erróneamente, la alicina no se encuentra en el ajo naturalmente, sino que es la aliína ya que al ponerse en contacto con una enzima (la alinasa) ocasiona la aparición de esta sustancia.

Alicina: principio activo del ajo

La alicina es uno de los principios activos más importantes del ajo, y que en definitiva es la principal responsable de los diferentes efectos positivos y beneficios medicinales que aporta este poderoso alimento.

Beneficios de la alicina para la salud

Una diversidad interesante de estudios científicos, a lo largo de los años, han podido constatar cuáles son los diferentes beneficios de la alicina, y sus efectos positivos sobre la salud:

  • Ejerce un efecto protector de la salud.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Reduce la presión arterial y el colesterol.
  • Es un buen antiinflamatorio.
  • Ejerce un efecto antibacteriano.
  • Ayuda a combatir hongos, bacterias y virus.
  • Ayuda a prevenir el cáncer cuando es consumido por tiempo prolongado.

Eso sí, para poder disfrutar de sus diferentes beneficios es aconsejable que el ajo se consuma rápidamente una vez ha sido partido o machacado, lo que significa que al cocinar el ajo la alicina se destruye, pero este alimento no pierde sus efectos beneficiosos, ya que se forman otros dos compuestos con propiedades anticoagulantes y contra el colesterol: la adenosina y el ajoeno.

Imagen | lowjumpingfrog

Previous ArticleNext Article