Fitoterapia, Plantas medicinales, Remedios, Remedios naturales, Salud

Agracejo: propiedades y beneficios

Propiedades del agracejo

Propiedades del agracejo, una planta medicinal con beneficios hepatoprotectores ciertamente interesantes y útiles en el cuidado del hígado.

Propiedades agracejoNo hay duda que a la hora de mantener una buena salud, además de seguir un estilo de vida saludable combinado con una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio físico, también es aconsejable que, al menos una vez al año, nos encarguemos de depurar el hígado.

Es una manera saludable y óptima de depurar este importantísimo órgano de nuestro organismo, que se encarga de tantísimas funciones indispensables para nuestra salud.

En la fitoterapia, por ejemplo, podemos encontrarnos con una gran diversidad de plantas medicinales que nos ayudan muchísimo en este sentido. Un buen ejemplo es la alcachofera, el diente de león y el cardo mariano.

Pero ¿sabías que el agracejo también es una planta especialmente útil a la hora de cuidar nuestro hígado e incluso la propia vesícula biliar?

Beneficios del agracejo

El agracejo es una planta medicinal que pertenece a la familia de las Berberidaceae, y cuyo nombre científico es Berberis vulgaris.

Medicinalmente se utilizan sobretodo su tallo y la corteza de la raíz, y sus raíces y tallos se recolectan sobretodo o bien a comienzos de la primavera o bien a finales del verano.

En lo que tiene que ver con la acción farmacológica del agracejo, destacan sus virtudes colagogas, laxantes, hepatoprotectoras, antiemético y como tónico amargo.

En lo que se refiere a las propiedades del agracejo, destacan sobretodo las siguientes virtudes medicinales:

  • Regula las funciones del hígado.
  • Favorece el flujo de la bilis.
  • Indicado en casos de hígado graso para eliminar la grasa del hígado, y en inflamación o piedras de la vesícula biliar.
  • Adecuada en casos de ictericia provocadas por congestión en el hígado.

Cómo preparar la decocción del agracejo

Para preparar la decocción de agracejo, necesitarás una cucharadita de la corteza de la raíz de agracejo y una taza de agua.

Hierve el agua y en el momento en que entre a ebullición, añade la cucharadita de agracejo. Deja hirviendo a fuego lento 15 minutos, para finalmente apagar el fuego y dejar en reposo.

En caso de que tengas duda, recuerda que puedes leer nuestro especial sobre cómo hacer una decocción.

Previous ArticleNext Article