aceite-de-oliva-limon Conocemos algunas de las más importantes propiedades del aceite de oliva. Por ejemplo, se trata de un alimento que no puede ni debe faltar cuando deseamos seguir una rica dieta mediterránea.

Ello se debe a que contiene ácidos grasos esenciales que ayudan a aumentar el denominado como colesterol bueno (valores normales de HDL), mientras que rebaja el malo.

También conocemos muchos de los beneficios del limón, una fruta sumamente depurativa que ayuda a que nuestro organismo elimine las toxinas que no necesita.

Pues bien, si juntamos ambos alimentos, conseguiremos que nuestro cuerpo se depure por dentro y nos sintamos mucho más sanos y saludables.

Para ello, es imprescindible tomar, cada mañana y en ayunas, una cucharadita de aceite de oliva, a la que añadiremos unas gotitas de limón exprimido. Para que el sabor del aceite de oliva no nos parezca tan fuerte, podremos dejar la mezcla unos segundos en la boca, para que éste se combine con la saliva.

A los pocos días comprobarás las virtudes de empezar el día con un poco de aceite de oliva y limón.

Hacer un comentario